Este profesor particular, le da una buena lección de sexo duro a la adolescente, la chica traviesa recibe un castigo tremendo por parte del maestro que aprovecha el momento que se ha quedado a solas con ella, los padres de la chica confían en el hombre, pero no deberían porque es un sádico que utiliza tecnicas sucias y extremas para follarse a la jovencita, le practica la asfixia mientras la está penetrando y tambien la golpea duramente, utiliza el spank y la penetra hasta por el culo con la chica gritando y lamentandose, pero este hombre es un pervertido que solo se excita con el sexo llevado al extremo aunque la muchacha se mantiene sumisa y parece que le gusta todas las cosas sadicas que le infringe su profesor.

Sexo duro © 2018